Manejo:

Erizo en bolsillo de camisetaImagen de: www.izismile.com

Es importante pasar momentos con tu erizo para que se acostumbre a ti.

Los erizos no muerden por atacar, y sus púas por lo general no lastiman, a lo mucho pueden provocar cierta picazón momentánea, lavándote las manos y poniéndote crema se te quita. Poco a poco te acostumbraras.

Durante este proceso nunca intentes sostenerlo desde arriba ya que se erizará y podría lastimarte ligeramente con sus púas, incluso podrías lastimarlo tu si lo dejas caer. Ya que logres una relación de confianza entre tú y tu erizo, podrás tomarlo desde arriba, porque al confiar en ti relaja por completo sus púas.

Sostenlo suavemente sin guantes para que conosca tu olor, tomándolo desde su barriga, por debajo con tus palmas abiertas, nunca apretándolo.

Si se hace bolita, sostenlo sobre la palma de tu mano de forma que su cabecita este hacia abajo, ten paciencia y espera a que se relaje, poco a poco te tendrá más confianza y se "abrirá" con más rapidez.

Cuando no este hecho bolita, acércalo a ti, poco a poco comenzará a caminar sobre tus manos, tus brazos, sobre tu pecho, siempre cuidando que no se caiga.

Puedes acariciar su cabecita con cuidado, hacia sus orejitas, incluso acariciarle la nariz y eventualmente el cuellito, sus patitas e incluso sus púas, siempre en dirección a su colita, de adelante hacia atrás.

  • Aprovecha momentos en que ves la T.V. sentado o recostado para que se duerma sobre ti, puedes usar su camita de tela polar para evitar que te ensucie.
  • Nunca dejes a tu erizo suelto sin supervisión. Son muy escurridizos y algunos corren muy rápido.
  • Evita jugar cerca de escaleras o de donde pueda caer con facilidad.
  • Cuando le sirvas la comida, espera a que salga a comer para que te relacione con algo positivo.