Enfermedades comunes

Parásitos de la piel:

Los erizos pueden ser infestados con las mismas pulgas y garrapatas halladas en gatos y perros.

Una garrapata puede ser removida por una pinza tan cerca como ésta este aferrada a la piel para intentar sacarla. El área debe ser limpiada con un desinfectante para la piel posteriormente. Las pulgas pueden ser erradicadas usando un suave champú para pulgas o polvo para pulgas que sea seguro para gatos. Evitar que este producto entre en contacto con ojos, orejas, nariz y boca del erizo. Si mantienes a tu erizo en el exterior de tu casa, este también puede estar expuesto a las larvas de moscas.

Enfermedades en las Orejas de los erizos de tierra:

La enfermedad más común que afecta las orejas de los erizos de tierra es el ácaro de la sarna. La segunda más común es la provocada por hongos. La oreja normal de un erizo de tierra tiene una apariencia delgada, una piel casi sin pelo con un borde liso. Puede haber una pequeña presencia de cera en el canal auditivo o simplemente no haber restos de cera.

Los signos son similares; por hongos y por ácaros (que si bien existen de forma natural en las orejas de los erizos, éstos deben estar en cierta proporción y cuando los erizos de tierra padecen de estrés y en consecuencia; le bajan las defensas, éstos aumentan de cantidad).

Los síntomas de las dos son:

  • Una costra o endurecimiento en la oreja. (Observable a simple vista o con lupa) y;
  • Engrosamiento de los bordes de la oreja;
  • Descamación de los bordes de la oreja (Orejas con bordes quebrados o resecos)
  • Orejas con bordes rasgados
  • Y acumulación de cera en el canal auditivo.

 

Síndrome del erizo tambaleante o WHS (Wobbly Hedgehog Syndrome):

Es una enfermedad que se encuentra en erizos que está estrechamente relacionada con la esclerosis múltiple.

El WHS es un síndrome progresivo, degenerativo y neurológico. La enfermedad es predominante en erizos de tierra domésticos. Algunas investigaciones señalan que al ser una enfermedad degenerativa y genética, ésta puede haberse producido por las cruzas indiscriminadas entre hermanos, padres e hijos, de los erizos domésticos; generando esta enfermedad congénita.

  • Síntomas:

    Al igual que con la esclerosis múltiple, el síndrome degrada lentamente al erizo, perdiendo este el control muscular sobre su cuerpo. Este primero aparece como un “tambaleo” inicial, que luego degenera en que el erizo no puede mover ningún músculo quedándose inmóvil e incluso llegando a afectar su sistema respiratorio (al no tener control sobre los músculos que lo permiten). Perdiendo movilidad desde la parte trasera de su cuerpo hasta la delantera, quedando inmóvil completamente. (Generalmente primero las patas traseras y luego las delanteras). A veces el síndrome solo afecta un lado del cuerpo y el erizo se volcará al no poder mantener el equilibrio y permanecerá recostado de lado.

    Una serie de estudios de casos realizados reveló que el inicio de los síntomas en la mayoría de los casos ocurre entre las edades de 18 y 24 meses, aunque esta enfermedad también se ha conocido en erizos más jóvenes o de edad avanzada. Pero esto resultó la generalidad del estudio.

    La mayoría de los erizos comienza a perder peso, debido en parte a su incapacidad para llegar a sus plato de comida (se puede hacer mucho para ayudar a éste) y el avance de las etapas de esta enfermedad. En los casos estudiados las muertes se produjeron entre las 6 semanas y los 19 meses después de la aparición de los síntomas.

  • Tratamiento:

    NO hay cura conocida para este síndrome. Se han realizado tratamientos similares a los que se utilizan en la esclerosis múltiple en los erizos y han demostrado efectos similares en los erizos, como sucede también con los seres humanos. Esto incluye una dieta rica en vitamina E.

    La vitamina E disminuye los efectos del síndrome, pero no frena la enfermedad. Ya que se puede formar una resistencia a la vitamina E y los efectos de la enfermedad continúan.

    Masajear las extremidades de nuestro erizo también es recomendado ya que puede ayudarlo mantener una circulación adecuada.

  • Prevención:

    Si bien no existe cura conocida podemos prevenirla, ya que esta al ser una enfermedad congénita puede ser activada o no si se presentan las condiciones necesarias para ello.

    Así una de las cosas que podemos hacer es cuidar LA DIETA que recibe nuestro erizo, dieta de la más alta calidad. Debe ser alimento fresco, con alimentos en forma de insectos diariamente ojalá y comprados en una tienda (ya que los que encontramos en el jardín pueden contener pesticidas o veneno, ya que como nunca estamos seguros de “donde” provino el insecto), pequeñas cantidades de frutas y verduras, al horno o hervidas, no sazonadas o sin aliño, pechuga de pollo sin piel o pavo, etc.

(Extraido http://en.wikipedia.org/wiki/Wobbly_hedgehog_syndrome)